Logo Cabecera

Desde Todos los Barrios... En Todas las Redes

Información Clara, Pura y Certera

Violencia laboral o abuso de poder del Jefe de Gabinete de Dina Huapi?

Una empleada municipal de Dina Huapi realizó un Denuncia Penal contra Armando Capo y otra funcionaria de alto rango. Capo, Jefe de Gabinete de la Municipalidad de Dina Huapi, y la asesora legal de ese municipio son los acusados. La denuncia nace en un hecho, en el que Silvia Maldonado fue víctima dentro de la oficina del funcionario municipal.

En un momento donde la sociedad padece el recrudecimiento de la violencia ejercida desde una aparente superioridad de poder, que da la fuerza o los cargos, se presenta una nueva denuncia. Se sindica al Jefe de Gabinete Municipal Alejandro Capo y a la abogada del municipio, Dra Yasmina Gagliani. Por lo que se entiende, a priori, la abogada habría actuado a instancia del funcionario de alto rango. Si bien se desconoce la carátula del caso, está claro que se trata de una caso de Violencia laboral o abuso de poder en esa institución.

Violencia laboral o abuso de poder
Denuncia realizada por la Víctima en la Fiscalía 5

Este informe se basa en la documentación recibida en Bariloche En Redes que expone lo vivido por Silvia Maldonado. Lo sucedido fue expuesto en la policía local y formulada la denuncia penal ante la fiscalía.

Tal como se puede leer, Maldonado denuncia al Jefe de Gabinete luego que este la acusara de ser responsable de hurto de dinero que no había en un cajón de su escritorio. Posteriormente Capo y la abogada municipal la sometieron a una requisa ilegal dentro del edificio municipal. Cabe acotar que previo a este hecho, el funcionario, la había amenazado que llamaría a la policía para denunciarla.

Todo esto desencadenó en una situación médica de Silvia Maldonado, debiendo ser asistida en un centro de salud local. Casi la totalidad de los empleados municipales firmaron un comunicado respaldando a su compañera. Por otro lado Silvia Maldonado sigue en tratamiento por la angustiante situación vivida.

La violenta situación sucedió en la jornada del 5 de enero. Posteriormente Silvia se presentó en la comisaría de Dina Huapi para formular una exposición que, junto a otra documentación, fue incorporada en la causa.

Texto de la exposición policial sobre lo sucedido

La siguiente es una transcripción literal de lo expuesto por Silvia Guadalupe Maldonado. Esto sucedió dentro de las instalaciones de la Municipalidad de Dina Huapi

... el día martes 05/01 me encontraba trabajando en la municipalidad limpiando la oficina del Sr. Armando Capo, cuando finalizo mis tareas ahí me dirijo al Hall de entrada a continuar con mis labores y se acerca el Sr. Capo me llamo al pasillo que da justo a su oficina Y ahí fue a buscar a la abogada de la municipalidad para que este presente Sra. Yazmina y ahi me Informa que en su oficina le faltaba dinero de la caja chica, que el tenia que pagar fue a buscar la plata y no estaba, me miro acusándome y me dijo que la única que había entrado era yo y que si la plata no aparecía iba a tener que llamar a la policía y hacer la denuncia, a lo que le respondí que llame a la policía que yo no tenia nada, solo llevaba mi chaqueta con el teléfono celular se lo mostré y le dije que en la cocina estaba mi mochila, fui a buscar mi mochila y cuando volví me metieron a la oficina del Sr. Capo, y la Abogada Yazmina me revisó la mochila exhibiéndole todo su contenido al Sr. Capo, abrieron hasta mi billetera y le mostro el dinero que traía. Después me devolvieron las cosas el Sr. Capo me pidió disculpas la miro a la Abogada y le dijo capas que lo perdí ayer, y yo me retire con mi mochila a la cocina me largue a llorar por la situación angustiosa que me hicieron pasar le conté a mi marido y el me fue a ver. Al rato cuando yo todavía estaba en la cocina se acerco el Sr Capo a pedirme nuevamente disculpas por el mal momento y yo le dije que solo voy a trabajar que sería Incapaz de tomar algo que no sea mío, y pregunte entonces por el dinero, donde estaba me dijo que había ido a revisar el auto y que lo encontró abajo del asiento que aparentemente se le había caído. Después de ese mal momento que me hicieron pasar terminé en el consultorio médico Dina Salud dado que empecé con palpitaciones, dolores cervicales, se me cerró la garganta y el pecho de la angustia que pasé, me dolía el estómago, no podía comer ni dormir y ahora tengo que continuar yendo al médico, también fui al psicólogo

Como todo acto de violencia, la posterior toma de conciencia del violento lleva a buscar la ratificación de lo sucedido con disculpas y promesas. Hoy Silvia es otra ciudadana honesta que, cumpliendo su trabajo, cayó en las elucubraciones de un hombre cuestionable. Encima ese hombre es un funcionario del más alto rango y las autoridades municipales aún no se han expedido al respecto.

Si la nota que  has leído cumplió el objetivo de mostrarte la verdad de lo que pasa te proponemos que seas uno de los lectores que financia a Bariloche En Redes. Nuestro crecimiento depende de lo tuyo.

 

 

4 comentarios

  1. Lastimoso, abusivo y patético. Un jefe de gabinete que con este tipo de conductas, demuestra el pre juzgamiento hacia un trabajador. Desconoce las normas y canales legales para encaminar una situación de éste tipo. A su vez, busca la complicidad de una «abogada» que en vez de asesorar (ese hubiera sido su mejor rol) decide tomar partido por este señor, oficiando de testigo de este «apriete» a una trabajadora en vez de mediar y calmar los ánimos. Sin ser un erudito en la materia, el funcionario al tomar conocimiento del faltante de dinero, debería haber radicado una denuncia por hurto en la Comisaria y a partir de esa exposición, dejar al personal policial que haga su trabajo. Pero quizás por su cargo, su condición de varón y quizás un exceso de visitas a las series policiales del Netflix, decidió cachar e interrogar a una trabajadora al mejor estilo de los 70. Ahora, tenemos una empleada Municipal que se tomará todo el tiempo del mundo para retornar a sus tareas, habrá que contratar a otra persona para las labores que ésta no hará, un jefe de Gabinete que acaba de demostrar la poca pericia que tiene para solucionar situaciones tan sencillas que cualquiera le plantea otros problemas de mayor envergadura y una abogada que parece que en la Universidad donde le dieron el título, la materia «mediación» la tramitó por correo. En fin, a los señores de la Municipalidad, vayan preparando el posible pleito que se les presentará y la indemnización que les solicitará esta señora. Sólo una pregunta: los posibles gastos que emanarían de la demanda de la trabajadora por «Calumnias e injurias» (por lo bajito),lo pagará la Municipalidad? El Jefe de Gabinete? o los contribuyentes? Me parece que la respuesta está en los últimos nombrados Al final Armando Capo será un «capo» en generar quilombos que él no pagará. Dicho está.

  2. La intendenta Balseiro tiene que pedir la renuncia de Capó. Pero evidentemente él tiene más peso que ella.
    La gestión que llevan adelante es desastrosa. Colectivos, limpieza, arreglo de calles, transparencia en el manejo de fondos y recursos, nepotismo, no hay un solo aspecto del manejo municiapal que no sea profundamente malo. Empeoraron las cosas respecto a la gestión anterior y se mantiene la complicidad del consejo deliberante. Tres consejales, uno de cada partido y de los tres no se hace uno.

  3. Es EVIDENTE que, tanto el funcionario municipal como la «abogada», no deberían de haber actuado de lo forma que lo hicieron.
    Prejuzgar a una persona honesta de haber cometido un delito (hurto), es totalmente repudiable.
    El accionar de la abogada podría ser «entendible» ya que, aparentemente, la (in) justicia es así.
    Es decir, el Poder Judicial funciona así.
    Primero prejuzga y después «acomoda» la evidencias hasta lograr condenas a inocentes para «encubrir» el «mal desempeño».
    No es novedad eso.
    Ahora, –¿qué pasará en caso de la (in) justicia determine que los que prejuzgaron a la empleada al acusarla de haber hurtado el dinero (el hecho de haberla requisado a ella y a su mochila lo demuestra), son declarados culpables de injurias y calumnias?
    –¿Qué pasaría si la posible damnificada decidiera convertir la causa de lo penal a lo privado y tenga que ser indemnizada?
    –¿Quién pagaría esa suma, que ojalá sea ejemplar y millonaria para terminar con el abuso de poder que sufren las personas por el comportamiento de personajes como estos?
    –¿Será que ese dinero lo tiene que pagar el Estado (nosotros)?
    A mi, como a muchos, nos parece que, de ser posible que a la señora la tengan que indemnizar por los » daños y perjuicios» que sufre, esa suma de dinero debería de salir DEL BOLSILLO DE LOS QUE GENERARON EL LITIGIO que se cuestiona.
    O sea, –no tenemos porqué pagar nosotros (Estado) por las cag… que se mandan personas que, supuestamente, deberían de actuar de honesta y honrada. ¡¡NO INJURIANDO NI CALUMNIANDO!!
    Otra cosa:
    –¿Qué hubiese pasado si, ante tanta inseguridad, al señor funcionario le roban el dinero del auto?
    Está clarísimo que la señora quedaría «engarronada» en la causa por «hurto», juzgada y condenada y el señor junto, a su abogada, quedarían como «héroes honestos» al servicio de la comunidad.
    –¿Cómo sabemos si no PODRÍA ser una «maniobra» para quedarse con el dinero que estaba en el interior del auto (potencial)?
    O sea, –el señor no dijo que «le pareció dejar el dinero (caja chica) en el cajón».
    –¿Cómo se entiende que no recuerde lo que pasó con la plata que, supuestamente, ESTÁ en el cajón, pero «apareció» abajo del asiento del auto?
    ¿Tienen un funcionario al que le «falla» tanto la memoria que no recuerda adónde deja la plata del Municipio?
    –¿Tienen una abogada que, normal en el Poder Judicial–, «prejuzga» antes de mediar para ponerse del lado del MÁS FUERTE denigrando, injuriando y/o columniando, a la persona del escalón mas bajo adentro del Municipio como lo son los empleados de limpieza?
    ¡¡ESTAMOS MUY MAL COMO SOCIEDAD POR CULPA DE PERSONAJES COMO ESTOS!!
    ¡¡ES TRISTE Y LAMENTABLE QUE ASÍ SEA!!

  4. Hay muchos errores que se pueden cometer que acepten una disculpa. Pero este además de muy grave porque atenta contra la dignidad de la empleada, es demasiado burdo para que lo cometa un Jefe de gabinete que mínimamente debería tener conocimiento de cómo proceder. Algunas personas ambicionan tanto el poder, que cuando tienen un poco abusan y pisotean creyendo que ellos mismos tienen el derecho de ejercer lo sin ningún tipo de límites. Realmente muy lamentable

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: