En un reciente acuerdo de mediación en Bariloche, se priorizó el “interés superior de una niña”. Además el padre desocupado reemplazará a la niñera en el cuidado diario de la niñita.
priorizar el bienestar

En un giro significativo de eventos, una niña que hasta ahora ha vivido con su madre mientras mantenía un régimen de comunicación con su padre, se encontrará con un cambio en su rutina diaria. Durante la audiencia, se expuso que el padre, actualmente desocupado, tiene más disponibilidad para cuidar a su hija, mientras que la madre trabaja largas horas para sostener a la familia.

El padre ofreció hacerse cargo del cuidado de la niña para evitar que pase gran parte del día con la niñera. Este cambio fue acordado por ambos padres, quienes expresaron en la audiencia que, “priorizando el interés superior de la niña y teniendo el padre una red de contención y cuidado”, era lo mejor para su hija.

El acuerdo también incluye procedimientos para posibles viajes, la recogida de la niña en el jardín de infantes y la confirmación de que las vacaciones las pasará con su madre. Ambos padres se comprometieron a prestar especial atención al cuidado de la higiene, alimentación y salud de la niña, garantizando la comunicación entre ellos sobre cualquier situación que surja en relación con su hija.

Además, los padres acordaron que ambos realizarán un permiso de viaje recíproco para poder salir del país con la niña.

Este acuerdo de mediación marca un hito en la priorización del interés superior del niño en Río Negro. Además se reafirma la normalización que la madre se constituya en proveedora y que el padre sea encargado de los cuidados diarios y cotidianos de la hija.